Galería
                                Volver al Inicio






El desarrollo demanda nuevas garantías ambientales

Nota publicada por la Revista Shale Seguro

3 dic , 2014
ING. GUILLERMO PEDOJA (Presidente de la Cámara Empresaria de Medio Ambiente) 
 

La industria de los Servicios Ambientales refuerza sus capacidades  y se adapta a nuevos desafíos técnicos mientras incorpora conocimientos para poner en valor los reservorios No Convencionales de gas y petróleo. Esta nota publicada en la Revista ShaleSeguro explica el escenario actual y las “Reglas de Oro” que deben aplicarse.

 

Como parte integral de la puesta en valor de los reservorios No Convencionales de gas y petróleo, la industria de los Servicios Ambientales está transitando un camino para reforzar sus capacidades y adaptarse a los nuevos desafíos técnicos, y al mismo tiempo incorporar conocimiento. A su vez, participa activamente en la discusión e intercambio de ideas con contrapartes técnicas y autoridades ambientales para aggiornar el marco regulatorio.

La Agencia Internacional de la Energía recomienda (en un informe especial que presentó en 2012 sobre hidrocarburos de esquisto) que para asegurar el suministro futuro de energía, moderar sus efectos sobre el medio ambiente y garantizar el mayor desarrollo del potencial de los No Convencionales, es necesario aplicar un conjunto de “Reglas de Oro” que permitirán a los políticos, reguladores, operadores y otros interesados, enfrentar los impactos ambientales y sociales de la actividad con las mejores probabilidades de éxito.

Las “Reglas de Oro” destacan la transparencia, las mediciones y la monitorización de los impactos ambientales y estiman que su aplicación puede demandar hasta un 7% más de costo. Como contrapartida, se asegura la constante expansión de la actividad proporcionando la necesaria sustentabilidad de la producción.

De acuerdo con un reciente informe de la consultora internacional Accenture, Argentina es el país mejor posicionado fuera de EE.UU . para el desarrollo de recursos de petróleo y gas no convencional. Para llegar a esta conclusión, el estudio tiene en cuenta ocho criterios entre los que se menciona la existencia de servicios para la explotación de recursos No Convencionales.

En este aspecto para nuestro país indica que el nivel de prestaciones aún es insuficiente sobre todo en lo que hace a la logística del agua y arena, así como en la provisión de algunos químicos.

Resulta interesante entonces analizar la situación de la provisión de servicios ambientales en nuestro país.

El escenario de los Servicios Ambientales

La explotación del shale requiere la provisión de algunos servicios ambientales nuevos, además de otros similares a los de las explotaciones convencionales. Hay que considerar que para cada proyecto, se debe contar con una adecuada planificación inicial que incluya una caracterización ambiental de base con la escala necesaria para abarcar todos los potenciales impactos.

Por ejemplo, los estudios ambientales “pozo x pozo” con el enfoque y alcance tradicional no serían la mejor forma de evaluar los impactos al ambiente, sino que lo más adecuado sería considerar dos tipos de escalas: una que cubra bloques petroleros (o área concesionada) y otra en la que se cubran cuencas hídricas.

En algunas “áreas dulces” de explotación de hidrocarburos No Convencionales con mayor concentración de pozos de explotación, necesariamente convendrá ampliar el área de estudio.

Así se permitirá comprender y valorar adecuadamente el stress ambiental y social del mismo.

La protección de los acuíferos de interés en el área de influencia de la actividad No Convencional es de suma importancia y requiere de un completo relevamiento y caracterización hidrogeológica inicial, además de monitoreos periódicos durante la vida del proyecto y su clausura.

En lo que respecta al seguimiento de posibles acontecimientos sísmicos, el monitoreo de la actividad debe desarrollarse en tiempo real, haciendo uso de la disponibilidad tecnológica de observación y seguimiento (microsísmica).

Parámetros objetivos y medibles permitirán el control periódico y de la evolución del desempeño, así como la detección de fallas no deseadas.

Al considerar el uso del suelo, la explotación de estos yacimientos demanda incrementar la densidad de locaciones, lo que requiere realizar una buena planificación para minimizar el impacto en el territorio.

También es imprescindible la gestión eficiente de los gases subterráneos, a fin de evitar potenciales fuentes de contaminación de acuíferos y aire (cambio climático). En este punto son centrales los servicios de medición de las emisiones y el seguimiento de la calidad de los acuíferos en forma complementaria al aseguramiento de la técnica de perforación y la construcción segura de los pozos.

Para la gestión de los residuos “especiales” conforme al marco legal, la industria de servicios está ofreciendo equipos y servicios de tratamiento de agua de retorno, de cuttings de perforación, de otros residuos y para el control de las emisiones.

Por último, en lo que respecta a la logística y caminos, debemos considerar el salto cuantitativo que experimente la red de caminos internos de los yacimientos No Convencionales, confirme la creciente necesidad de transporte de equipo, bienes consumibles, personal, agua y residuos.

EBJ (Environmental Business Journal) estima que los servicios medio ambientales representarán entre 5% y 10% de los costos del fracking, en su mayoría destinados a evaluaciones de línea de base, monitoreo y tratamiento de agua. Se trata de un escenario promisorio para la actividad que deberá también desarrollar nuevas herramientas y metodologías para responder a los intereses de sus clientes, respetando el marco regulatorio vigente y aplicable, dentro de las responsabilidades y obligaciones que tiene establecidas en su habilitación, ya sea de consultoría, de remediación, de tratamiento de residuos, etc. Las empresas asociadas a CEMA responden ante los clientes, las Autoridades de Aplicación Nacionales, Provinciales y Municipales y la comunidad con base a su conocimiento, a su equipo de trabajo profesional, técnico y operativo y a sus activos.

Ver nota completa: Shaleseguro.com






















Documento sin título